Teólogo de profesión, originario de Zamora, Michoacán Gibran Chavéz nos cuenta que cuando llegó a Estados Unidos por primera vez, las circunstancias fueron distintas a la mayoría. Su padre trabajaba en cortas temporadas, sin embargo eran muy seguidas, y su familia decidió que no tendrían que separarse mas, decidiendo así emigrar juntos a este país.

Gibran, Comenta que de pequeño era un niño que siempre le gustó leer, recordó que había una biblioteca cerca de su casa en Newman, California, y aprovechaba cualquier momento para visitarla y pedir prestados libros que en tiempo récord los leía.

Y asegura que eso fue lo que realmente le ayudó en salir adelante y aprender el ingles más rápido; despertando así su pasión por aprender y cultivar la lectura, la cual le abrió más la mente y empezó a cuestionarse sobre la vida.

Su curiosidad lo llevó a obtener su licenciatura en la disciplina de Ciencias Políticas, de Teología y Estudios Religiosos, a nivel postgrado. Después de sobresalir en sus estudios, solicitó en varias universidades de prestigio.

Pero al final se decidió por la Universidad de Harvard, un centro educativo superior reconocida mundialmente, no solo por sus conexiones, su política y las investigaciones que allí se realizan.

Quisimos saber ¿cómo alguien que venia de un pueblo pequeño en México, logró ser aceptado en esta facultad? Y ¿Qué les recomendaba a los jóvenes que tienen sus ojos puestos en este plantel?.

“Lo que le recomendaría a todos, si tienen como esa inquietud es simplemente solicitar, ¡NUNCA DEBERIAS DE AUTO-SELECCIONARTE FUERA! ¡NUNCA DIGAS, A MÍ NO ME ESCOGERIAN, NI SIQUIERA VOY A SOLICITAR!”.

“No para nada, mas bien si esa es la realidad deja que ellos te digan o no, no tenemos cupo, no puedes estar aquí por “X oY” razón, si no porque como que mucha gente se auto-limita de esta manera, y en realidad no debe de ser así, siempre hay que tratar de tirar lo más alto posible”.

Este hispano, tuvo que dejar su residencia en Boston, Massachusetts para venirse a Las Vegas, cuando su novia, en ese entonces fue aceptada para hacer un doctorado en la Universidad de Nevada, El UNLV.

Después de su proceso de readaptación en nuestra ciudad, obtuvo un puesto trabajando en la Oficina de Sistema de Educación Superior, del Estado de Nevada. Su mayor enfoque es como Administrador de Investigación de fondos de la NASA.

Enfocado en programa de becas para estudiantes universitarios y de postgrados, al igual que fondos de investigación para facultad científica de las Universidades de Nevada.

Fondo que se utilizan para desarrollar los estados, y que benefician a Institutos de Salud, de Defensa, de Energía, entre otros…

“Esos fondos vienen de la NASA a Nevada, para que el estado los distribuya, y fortalezca el músculo investigador científico del estado”.

“Bajo este fondo lo que yo ayudo a ser , es mandar estos fondos de investigación para hacer los primeros pasos de la investigación, para que puedan tener prueba de concepto, ya después de comprobar el concepto, ya pueden ir por dinero grande”.

“En turno de los estudiantes, es para apoyarlos a trabajar de darles entender que en algún momento los investigadores que están en los Centros de la NASA se van a retirar”.

“Muchos de ellos, ya están en sus 60, 70, 80’s ya listos para el retiro y tenemos que reponerlos. Para poder reponerlos, necesitamos a gente que tenga experiencia, que tenga su maestría, que tenga su doctorado, que tenga experiencia, en el ámbito espacial, para poder reponerlos, y para poder estar al tanto de la tecnología”.

Sin embargo, consciente es que llegar a este punto no es fácil para la mayoría de nuestros jóvenes, su entorno y circunstancias determinan su futuro, desgraciadamente, en eso coincidimos con su punto de vista.

“Mucha gente cree que un maestro super estrella, va a resolver todo, pero en realidad no es así”…

“Es el entorno, ósea dame un estudiante que tenga que comer, que tenga donde dormir seguro, que tenga amor en su casa, y con un maestro mediocre, ese estudiante va a sobresalir, por si o por si”.

“En cambio un maestro super estrella, tal vez saque a un par de estudiantes, que no tengan ese apoyo, pero no va a poder contra todo el entorno que esta en contra, ósea de tener un estudiante que no tenga que comer, no tenga donde dormir, que no tenga el apoyo familiar, eso hace la diferencia”.

Llegar a donde esta este inmigrante no fue cosa de suerte, él tuvo que prepararse, agradece a sus padres y maestros, quienes fueron pieza clave para que él continuara su formación académica.

Sin embargo nos deja claro que su éxito se lo debe a la lectura…

“No hay secreto real, en realidad es puro leer, es leer, y leer, si quieres aumentar tu vocabulario lee mas, si quieres aumentar tu intelecto lee mas, si quieres incrementar tu sabiduría lee mas”.

Aunque Gibran es un hombre de pocos amigos, tranquilo, y muy serio confesó que el día mas feliz de su vida, fue el día que se unió en matrimonio con su esposa Michelle.

Con ella se siente completo como ser humano, y con su carrera se siente feliz, de poder desarrollar y ayudar en estas investigaciones y a otros estudiantes a conseguir su sueño.